Se trata de una contracción brusca y dolorosa de la musculatura lisa del intestino, que hace que el peristaltismo intestinal falle, pudiendo convertirse en una pesadilla para muchos padres y pediatras, por la frustración y el agotamiento que genera.

Aunque su etiología no está clara, son varias las hipótesis que se manejan: una falta de maduración de su aparato digestivo, una obstrucción producida por gases o heces, o simplemente una irritación intestinal.

Su aparición suele tener lugar entre los 15 días y los 3 meses, aunque pueden producirse variaciones.

¿Síntomas?

  • Llanto inconsolable, prolongado y diario.
  • Abombamiento, distensión abdominal, vientre ligeramente endurecido.
  • Alteración del sueño, muy irregular, superficial.
  • Estreñimiento, heces escasas, infrecuentes.
  • Regurgitaciones, vómitos, reflujos.
  • Falta de respuesta a estímulos tranquilizantes.

En FISIOCLINIC ofrecemos un servicio de fisioterapia centrado en la prevención y el tratamiento del cólico del lactante. Llevamos a cabo sesiones individuales con su bebé, donde realizamos una exploración inicial para valorar los distintos aspectos que pueden estar influyendo en la prolongación de estos llantos tan intensos, y posteriormente aplicamos las técnicas manuales encaminadas a disminuir la tensión en el abdomen del bebé, facilitar el tránsito intestinal y mejorar la succión. Además, les daremos una serie de consejos prácticos muy beneficiosos para su bebé.